Museu de la mar - Casa dels Bous

Descubre la fascinante historia de La Casa dels Bous en Cabanyal-Canyamelar, un tesoro del patrimonio marinero que se remonta al siglo XIX.

Sumérgete en la historia de Valencia tras la conquista cristiana en 1238 por el rey Jaime I. La fachada marítima se convirtió en un enclave estratégico para la expansión del reino, dando lugar al nacimiento de los Poblados Marítimos. A lo largo de los siglos, este próspero enclave pesquero se enfrentó a desafíos como la falta de un puerto natural adecuado y constantes incursiones de corsarios. En el siglo XVIII, los pescadores adoptaron la innovadora técnica de la «Pesca del Bou», aumentando significativamente sus capturas. Sin embargo, esta práctica no estuvo exenta de controversia, enfrentando críticas por su impacto ambiental y competencia desleal. A pesar de las adversidades, el Cabanyal-Canyameral floreció como un importante centro pesquero, inmortalizado en obras de artistas como Sorolla y Blasco Ibáñez. Este fascinante capítulo de la historia valenciana y la pesca del Bou transformó la vida y el paisaje de la región, marcando el curso de su desarrollo económico y social. 

A medida que la población se consolidaba con nuevas edificaciones, principalmente basadas en barracas que se ampliaban conforme a las necesidades de sus habitantes, surgieron problemas como la propagación rápida del fuego debido a la construcción de estructuras simples de barro y cañas. Incendios como el de 1796 y el devastador evento de 1875, que arrasó el 75% de la zona del Cap de França, pusieron de manifiesto la urgencia de una mejor planificación urbana.

Además de los desafíos relacionados con la seguridad y la infraestructura, el Cabanyal también enfrentó amenazas naturales debido a su ubicación geográfica cerca de la desembocadura del río Túria y el mar. Inundaciones causadas por el río y tormentas marítimas fueron eventos recurrentes a lo largo de la historia de la comunidad, destacando episodios como las inundaciones de 1328 y 1555.

A medida que entraba en la época contemporánea, el Cabanyal no solo se enfrentaba a desafíos físicos, sino también a complejidades sociales y políticas. La organización de la comunidad se reflejaba en la disposición de sus viviendas, con el recibidor como centro de interacción social, y en la creación de instituciones como casinos, ateneos y sociedades de socorro mutuo.

En el ámbito pesquero, destacaban dos organizaciones clave: El Progreso Pescador y la Marina Auxiliante, cada una con sus propios intereses y visiones sobre el desarrollo de la actividad pesquera en la zona. Estas organizaciones construyeron infraestructuras importantes como la Casa dels Bous y la lonja, que servían como centros neurálgicos para la comunidad pesquera.

Las tensiones entre estas sociedades, así como los cambios políticos y económicos, influyeron en el destino del Cabanyal. El apoyo político, como el blasquismo de principios del siglo XX, jugó un papel importante en la promoción de ciertas agendas dentro de la comunidad pesquera. A pesar de las diferencias y los desafíos, el Cabanyal continuó adaptándose y prosperando, demostrando la resiliencia y determinación de sus habitantes a lo largo de los siglos.

Esta historia revela la complejidad y la riqueza del Cabanyal-Canyameral, un tesoro histórico que continúa cautivando a quienes lo visitan hoy en día. 

La Casa dels Bous, ubicada en las Calles Astilleros 2 y Eugenia Viñes 173, es un edificio construido por la sociedad Marina Auxiliante en 1895. Actualmente protegida por el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) desde 2001, cuenta con una superficie construida de 806 m2, elaborada principalmente con piedras de rodeno y pilares de ladrillo. El inmueble consta de dos volúmenes unidos espacialmente pero estructuralmente distintos: el Edificio de la Calle Eugenia Viñes, de mayor altura con cubierta a cuatro aguas, y el Edificio de la Calle Astilleros, de menor altura y cubierta a dos aguas.

A lo largo de su historia, la Casa dels Bous ha experimentado diversas transformaciones debido a los diferentes usos a los que ha sido destinada. Originalmente empleado para guardar bueyes utilizados en actividades pesqueras y de rescate marítimo, el edificio albergó oficinas y viviendas para los cuidadores de los animales.

Con el paso del tiempo, la Casa dels Bous perdió su función principal y se convirtió en depósito, almacén y oficinas de las cofradías pesqueras. En los años 90, el edificio fue alquilado a una empresa de construcción, que realizó reformas significativas, como la modificación de huecos en la fachada oeste y la construcción de un puente grúa en el patio delantero.

A pesar de sus cambios, la Casa dels Bous conserva elementos históricos como canecillos atribuidos a Mariano Benlliure y un reloj de sol que marca la fecha de finalización de su construcción. Su ubicación estratégica, cerca del mar, fue determinante en su diseño y función original, que desempeñó un papel crucial en la actividad pesquera y marítima de la zona durante décadas.

No obstante, este emblemático edificio ha resistido la prueba del tiempo y ahora se prepara para renacer como sede del Museu de la Mar de Valencia. La emocionante transformación de La Casa dels Bous, incluye un nuevo edificio sociocultural y gastronómico abierto al jardín, creando un espacio vibrante que une pasado y presente. Con detalles arqueológicos cuidadosamente restaurados y una cubierta verde que se integra perfectamente en el entorno, este proyecto es mucho más que una simple restauración: es un tributo a la riqueza cultural y patrimonial de los Poblats Marítims. 

COLABORACIÓN EN PROYECTO Y ASISTENCIA TÉCNICA: CEL-RAS Arquitectura
PROYECTO: El fabricante de espheras
PROMOTOR: AYUNTAMIENTO DE VALENCIA
FOTOGRAFÍA: PAULA MARTÍNEZ

EMPLAZAMIENTO: VALENCIA